Joe Biden está construyendo una economía que trabaje para todos. Pero sabe que todavía queda mucho por hacer.

Las elecciones del 2024 serán una decisión entre dos diferentes visiones económicas para Estados Unidos: Donald Trump, quien ve al mundo desde su club social en Mar-a-Lago, y el presidente Biden, quien percibe al mundo desde la mesa de la cocina de sus padres en Scranton, una familia de clase media. El presidente Biden está luchando para reducir los gastos de las familias de clase media y construir una economía que vaya desde abajo hacia arriba y desde el medio hacia afuera para darles a todos una posibilidad de conseguir el sueño americano, mientras que Donald Trump se centra en manipular la economía para su propio beneficio y el de sus donantes multimillonarios. 

Luego de que Donald Trump dejara la presidencia con el peor registro de trabajos desde la Gran Depresión, el presidente Biden nos rescató del declive. Más de 15 millones de nuevos trabajos fueron creados, y el desempleo se ha mantenido a menos de 4% por más de dos años completos – el período más largo en medio siglo. La inflación ha bajado, y los salarios, los recursos y los niveles de empleo están más altos ahora de lo que eran antes de la pandemia. 

Aunque hayamos progresado considerablemente, el presidente Biden entiende que el costo de vida de la clase media está demasiado alto en este momento. Es por eso que ha aprobado leyes para bajar el costo de los medicamentos recetados, las primas de los seguros médicos y los servicios de salud, así como el costo de la energía. Seguirá luchando todos los días para bajar el costo de vida, porque sabe que aún hay mucho trabajo por hacer.

El presidente Biden ha ganado duras batallas para lograr bajar los costos para las familias trabajadoras, desde enfrentar a las grandes farmaceúticas hasta lograr la reducción en el costo de los medicamentos recetados y en las primas de los seguros médicos. Además, implementó legislaciones para bajar los costos de la energía para las familias trabajadoras, reduciendo costos innecesarios que las compañías usaban para estafar a los consumidores. Adicionalmente, Joe Biden trabajó para bajar los costos de la vivienda, y se enfrentó  a grandes corporaciones. El presidente Biden aún no ha terminado su lucha en defensa de las familias estadounidenses. Es por eso que está trabajando para expandir el Crédito Tributario por Hijos, el cual devuelve dinero a los bolsillos de las familias trabajadoras. Es también por eso que frenará cualquier intento de recortar el Seguro Social y el Medicare. Y está luchando para recortar los impuestos para más de 10 millones de familias de clase media.

Y mientras que a las familias trabajadoras se les está dificultando pagar costos tan altos, el presidente Biden sabe que a los más ricos y las grandes corporaciones nunca les ha ido tan bien. Es por eso que el presidente Biden está luchando para que los más adinerados y las grandes corporaciones finalmente paguen lo justo, lo que les corresponde. Su plan de impuestos establece un impuesto mínimo de 25% a los multimillonarios, frenará los vacíos legales impositivos de los que se aprovechan los multimillonarios para que paguen lo que deben, y se asegurará de que las corporaciones paguen su justa parte, mientras incentiva la creación de puestos de trabajo en Estados Unidos – no en el exterior. Bajo su plan, nadie que gane menos de 400,000 dólares al año pagará un centavo más en impuestos federales. Con el presidente Biden, los días de la “economía del goteo” terminaron. Él cree que ningún multimillonario debería pagar menos impuestos que una maestra, un bombero o una enfermera. Está trabajando para apoyar el trabajo, no la riqueza.

Sigamos moviendo la economia hacia adelante
¿Qué ha hecho la administración Biden-Harris para bajar los costos a las familias y luchar contra la inflación?

A pesar de lo que muchos expertos predecían hace un año, la inflación está bajando mientras el crecimiento, el mercado del trabajo y la economía se han mantenido fuertes. La economía ha creado más de 15 millones de trabajos desde que Biden entró en su mandato, y la riqueza, ingresos y niveles de empleos están más altos ahora que bajo la presidencia de Donald Trump. Pero el presidente Biden cree que aún hay mucho trabajo por hacer para bajar los costos de las familias y trabajadores estadounidenses. Es por esto que está tomando acciones para:

  • Bajar el costo de los medicamentos recetados y la cobertura médica: Luego de décadas de inacción del gobierno, el presidente Biden se enfrentó a las grandes empresas farmaceúticas y ganó la autoridad para bajar el costo de las drogas al darle poder a Medicare de negociar el precio de las drogas. La Ley Para la Reducción de la Inflación del presidente Biden le ahorrará a millones de adultos mayores miles de dólares al año en algunos de los medicamentos recetados más caros del mercado. Más allá de eso, millones de adultos mayores con diabetes ya están siendo beneficiados por el límite de 35 dólares al costo mensual de insulina bajo la Ley para la Reducción de Inflación del presidente. Y millones de estadounidenses se están ahorrando 800 dólares al año en primas de seguros médicos.
  • Eliminar tarifas ocultas innecesarias: Las compañías disimuladamente ponen en las facturas de los consumidores tarifas ocultas que incrementan los costos mientras asfixian a la competencia. Como parte de su plan para incrementar la competencia y bajar los precios, el presidente Biden emitió una orden ejecutiva para promover la competencia y pidió a las agencias federales, al Congreso y a las compañías privadas que frenen estas tasas innecesarias y proveen a los consumidores el precio completo desde el principio. Las acciones de la administración  le están ahorrando a los estadounidenses más de 20 mil millones de dólares al año en tasas innecesarias.
  • Aliviar la deuda estudiantil: Desde el primer día de su presidencia, el presidente Biden juró arreglar el sistema de deuda estudiantil y asegurarse de que la educación superior sea un camino hacia la clase media – no una barrera para acceder a la oportunidades. La administración Biden-Harris ahora ha aprobado casi 144 mil millones de dólares en cancelación de la deuda estudiantil para cerca de 4 millones de deudores a través de más de dos docenas de acciones ejecutivas.
¿Cuáles serían las prioridades económicas de Donald Trump?

Es un fuerte contraste la comparación con Donald Trump, cuyas políticas económicas consisten en priorizar los intereses de los más ricos y las grandes corporaciones a costa de las familias trabajadoras, y hará que la vida sea mucho más cara en todo el país. Mientras que el presidente Biden está luchando para reducir los costos de las familias de clase media trabajadora, Trump está en Mar-a-Lago tratando de conseguir donantes multimillonarios que, tal como él, sólo se preocupan por sus propios intereses. Eso es lo que Trump hizo como presidente, y ahora está doblando la apuesta con un plan de 3 puntos para poner en marcha otra reducción de impuesto para los multimillonarios:

  • Un recorte de impuestos de más de 3.5 millones de dólares por cada multimillonario cada año – al dar por finalizada la ACA.
  • Un beneficio de 1.5 multimillonarios para las grandes corporaciones, dejando que usen vacíos legales especiales para pagar casi nada en impuestos mientras los costos de los estadounidenses aumentan.
  • Haciéndole más fácil a los adinerados evadir impuestos para evitar pagar lo que deben – al derogar la Ley Para la Reducción de la Inflación.

Los multimillonarios que financian la campaña de Trump saben que si logran que sea electo, disminuirán sus impuestos mientras que él elimina nuestro seguro social. De hecho, Trump ha dicho recientemente que hay “mucho que puedes hacer…en lo que respecta a la reducción de fondos” del Seguro Social y Medicare.

¿Cuál ha sido el impacto de los logros de la administración Biden-Harris para revitalizar las comunidades y estimular la economía?

El plan económico del presidente Biden se basa en invertir en Estados Unidos para que la economía crezca desde de la mitad hacia afuera y de abajo hacia arriba – no de arriba hacia abajo. Y el presidente está cumpliendo con comunidades a lo largo del país – incluyendo aquellas que han sido aisladas e ignoradas constantemente – y está bajando los costos de las familias, generando trabajos bien pagados y avanzando en ofrecer oportunidades a todos los estadounidenses. 

Luego de que Donald Trump dejara la presidencia con el peor registro de desempleo desde la Gran Depresión, el presidente Biden ha creado una economía que beneficia a todos los estadounidenses y apoya a la clase media. Tan sólo observa algunos de los últimos datos:

  • La economía creció 3.1% en el transcurso del último año – venciendo el pronóstico de una recesión. 
  • Más de 15 millones de trabajos han sido creados bajo la presidencia de Biden, incluyendo cerca de 800,000 trabajos en manufactura.
  • El desempleo se mantuvo bajo 4% por más de dos años enteros – el plazo más largo en el último medio siglo.
  • Hay más trabajos de buena remuneración en comparación a los últimos 50 años.
  • Los salarios, ingresos y trabajos están más altos que antes de la pandemia.
  • La inflación está debajo de cerca de dos tercios.

Aunque hayamos hecho un progreso enorme, el presidente Biden sabe que la vida de la clase media está resultando muy costosa en este momento. Es por eso que ha promulgado leyes para bajar los costos de los medicamentos recetados, las primas de la atención médica y los costos energéticos. Él seguirá luchando cada día para bajar los costos de vida, porque sabe que aún queda mucho camino por recorrer.

Aunque hayamos hecho un progreso enorme, el presidente Biden sabe que la vida de la clase media está resultando muy costosa en este momento. Es por eso que ha promulgado leyes para bajar los costos de los medicamentos recetados, las primas de la atención médica y los costos energéticos. Él seguirá luchando cada día para bajar los costos de vida, porque sabe que aún queda mucho camino por recorrer.

¿Qué ha hecho la administración Biden-Harris por las pequeñas empresas?

El presidente Biden cree que los pequeños negocios son el poder de nuestra economía. Desde el primer día, le ha proveído a las pequeñas empresas los recursos y el apoyo que necesitan para prosperar. Bajo su liderazgo, la economía ha proporcionado registros históricos de crecimiento de pequeños negocios y, como resultado, un histórico registro de 16 millones de aplicaciones para abrir nuevos negocios.

Además, el presidente Biden está luchando por un plan económico que apoya a todos, no sólo a Wall Street. Es por eso que ha estado trabajando en asegurar que los ultra ricos y las grandes corporaciones paguen finalmente una parte justa al institucionalizar un impuesto mínimo a las grandes corporaciones, reduciendo las evasiones de impuestos de los ricos y cerrando todos los vacíos legales de impuestos.

Es un fuerte contraste a comparación con el récord de Donald Trump como presidente, cuando manipuló la economía para favorecer a las grandes corporaciones. Sus estafas bajaron la tasa de impuestos que las grandes corporaciones pagaban y dejó a los pequeños negocios por detrás. Su respuesta al COVID le dificulto a los pequeños negocios recibir la ayuda que tanto necesitaban y dejó a los dueños minoritarios de negocios pequeños hechos polvo. Donald Trump está redoblando la apuesta en su plan extremo MAGAnomics que dañará a nuestros pequeños negocios. Se presenta bajo la promesa de extender y hasta expandir su estafa de impuestos, forrando los bolsillos de las grandes empresas mientras los negocios pequeños sufren las consecuencias.