Es hora de prepararnos para sacar a Trump de la Casa Blanca. Eche un vistazo a las opciones para votar en su estado aquí

El vicepresidente Joe Biden se asegurará de que las personas históricamente excluidas de la clase media, ya sea por raza, género, orientación sexual, discapacidad o religión, tengan la oportunidad de tener éxito. Será inquebrantable al enfrentar el racismo sistémico en nuestro país que está integrado en nuestras leyes, nuestras políticas y nuestras instituciones, y tomará medidas agresivas para corregirlo, eliminando las desigualdades en la vivienda, el cuidado de salud, la educación, la economía, nuestro sistema de justicia penal y muchas otras áreas. Erradicar el racismo sistémico y garantizar que todos sean tratados con dignidad y tengan igualdad de oportunidades está integrado en todas las políticas internas de Joe. Como presidente, Joe:

Creará riqueza en la comunidad negra. A través de sus políticas de educación a vivienda, Joe se asegurará de que las familias negras puedan construir y mantener la riqueza para ellos y sus comunidades. Debido a que la propiedad de vivienda es clave para generar riqueza, se asegurará de que los compradores de vivienda por primera vez puedan obtener $15,000 en asistencia federal para el pago inicial. Invertirá más de $70 mil millones en colegios y universidades históricamente negros (HBCU, por sus siglas en inglés) y otras instituciones educativas que sirven a las minorías (MSI, por sus siglas en inglés) y además proveerá una condonación de préstamos que funcione para los servidores públicos. Y, Joe duplicará los fondos para la Iniciativa de Crédito Estatal para Pequeños Negocios a $3 mil millones para ayudar a los pequeños negocios, especialmente aquellos que son propiedad de personas de color.

Invertirá en nuestras comunidades a través de la vivienda. Joe ha luchado por la equidad de vivienda a lo largo de su carrera y cree que la vivienda debería ser un derecho. Él construirá y reparará viviendas asequibles existentes y atraerá capital de vivienda y desarrollo comunitario a comunidades de bajos ingresos. Terminará con las “líneas rojas” y otras prácticas discriminatorias e injustas en el mercado inmobiliario. Y protegerá a los inquilinos del desalojo. Joe ampliará los fondos para los albergues y otros programas para personas sin hogar.

Protegerá y ampliará Obamacare. Joe cree que todos los estadounidenses deberían tener acceso a cuidado de salud asequible y de calidad. 3 millones de afroamericanos sin seguro menores de 65 años habían obtenido cobertura bajo Obamacare cuando el presidente Obama y el vicepresidente Biden dejaron sus cargos. Les dará a los estadounidenses una nueva opción para comprar una opción pública de seguro de salud como Medicare. Inscribirá automáticamente a las personas en la opción pública, sin una prima, que serían elegibles para Medicaid si no hubiera sido por la negativa de su estado de adoptar la expansión de Medicaid de Obamacare. Se enfrentará al abuso de poder por parte de las corporaciones de medicamentos recetados. Y reducirá la tasa de mortalidad materna inaceptablemente alta de nuestra nación, que afecta desproporcionadamente a las mujeres negras. Duplicará la inversión de los Estados Unidos en los centros de salud comunitarios y garantizará la aplicación de las leyes de paridad de salud mental y aumentará los fondos para los servicios de salud mental. Y hará una inversión sin precedentes en investigación para encontrar curas para enfermedades como el cáncer, el Alzheimer y la diabetes.

Invertirá en nuestros estudiantes y educadores. Joe triplicará los fondos del Título I, que se destinan a escuelas con un alto porcentaje de estudiantes de bajos ingresos. Estos fondos deben usarse primero para garantizar que los maestros reciban un pago competitivo, los niños de tres y cuatro años tengan acceso a educación preescolar y los distritos ofrezcan cursos rigurosos en todas sus escuelas. Joe duplicará el número de profesionales de salud mental en las escuelas, construirá las mejores y más innovadoras escuelas del país en comunidades negras, otras comunidades de color y comunidades de bajos ingresos, y ampliará el modelo de escuela de la comunidad. Él financiará mejoras en nuestros edificios de escuelas públicas para que estén libres de contaminantes ambientales y estén equipados con la tecnología más nueva. Además, invertirá en enfoques innovadores para reclutar maestros de color y restablecerá las acciones de Obama-Biden para diversificar las escuelas.

Apoyará la educación más allá de la escuela secundaria. Joe ofrecerá dos años de colegio comunitario u otro programa de capacitación de alta calidad sin deudas para cualquier persona que trabaje duro. Ayudará a derribar las barreras, como el cuidado infantil y los costos de transporte, que impiden que los estudiantes completen su título de un colegio comunitario o su credencial de capacitación. También realizará una inversión de $50 mil millones en capacitación de la fuerza laboral. Y, creará un “Título I para la educación postsecundaria” para ayudar a los estudiantes de universidades de cuatro años con pocos recursos a completar sus títulos. Joe rectificará las disparidades de financiamiento que enfrentan los HBCU y otras instituciones que sirven a las minorías invirtiendo más de $70 mil millones en ellas para reducir los costos de los estudiantes, establecer centros de investigación, fortalecer los programas de posgrado, construir laboratorios de alta tecnología y más.

Invertirá en una revolución de energía limpia y justicia ambiental. No podemos hacernos de la vista gorda sobre la forma en que las cargas y los beneficios ambientales se han distribuido y seguirán distribuyéndose de manera desigual a lo largo de las líneas raciales y socioeconómicas. Joe invertirá $1.7 billones en los próximos diez años en una revolución de energía limpia, creando 10 millones de empleos con buenos salarios. Se enfrentará al abuso de poder por parte de los contaminadores que perjudican desproporcionadamente a las comunidades negras y exigirá cuentas a esos contaminadores. Como presidente, Joe restablecerá las protecciones federales, revertidas por la Administración Trump, que fueron diseñadas para proteger a estas comunidades.

Realizará una inversión transformadora en la infraestructura de nuestro país. Joe invertirá $1 billón durante diez años para reconstruir nuestras carreteras, puentes, ferrocarriles, carga y puertos. Joe impulsará las inversiones federales en vecindarios de bajos ingresos, que son los más afectados por la infraestructura deteriorada de nuestra nación, para garantizar que todos los estadounidenses tengan acceso a agua potable, transporte que los conecte a empleos, banda ancha de alta velocidad, escuelas seguras y vivienda asequible. Para lidiar con la pobreza, apoyará la aplicación de la fórmula 10-20-30 del congresista James Clyburn a todos los programas federales, que asignaría el 10% de los fondos a los condados “donde el 20% o más de la población ha estado viviendo por debajo del nivel de pobreza durante el último 30 años.”

Fortalecerá el derecho al voto. Joe fortalecerá nuestra democracia garantizando que el voto de cada estadounidense esté protegido. Comenzará restaurando la Ley de Derechos Electorales y luego asegurará que el Departamento de Justicia impugne las leyes estatales que suprimen el derecho al voto. Apoyará la insnscripción automática de votantes, la inscripción de votantes el mismo día y otros pasos para facilitar el ejercicio del derecho al voto. Apoyará el fin de la manipulación de los distritos electorales y protegerá nuestras casillas de votación y las listas de votantes de las potencias extranjeras que buscan socavar nuestra democracia e interferir en nuestras elecciones.

Fortalecerá el compromiso de los Estados Unidos con la justicia. Nuestro sistema de justicia penal no puede ser justo a menos que eliminemos las disparidades raciales, de género y a base de los ingresos del sistema. Joe creará un programa competitivo de subvenciones de $20 mil millones para estimular a los estados a centrarse en la prevención y reducir las poblaciones encarceladas, inspirado en una propuesta del Centro Brennan. Expandirá y usará el poder del Departamento de Justicia, bajo la autoridad creada por la legislación de su autoría, para abordar la mala conducta sistémica en los departamentos de policía y las oficinas de los fiscales. Joe también invertirá en las oficinas de los defensores públicos, eliminará la pena de muerte y las sentencias mínimas obligatorias, y pondrá fin a la disparidad federal del crack y la cocaína en polvo. Despenalizará el uso del cannabis y eliminará automáticamente todas las condenas por uso de cannabis, pondrá fin al encarcelamiento solo por consumo de drogas y ampliará las alternativas efectivas a la detención. Eliminará la fianza en efectivo y las prisiones privadas. Joe invertirá $1 mil millones por año en la reforma de la justicia juvenil. También establecerá la meta de garantizar que el 100% de las personas que anteriormente estaban encarceladas tengan vivienda al reintegrarse a la sociedad y ampliará el acceso a la salud mental y el tratamiento del trastorno por uso de sustancias, así como a oportunidades educativas y capacitación laboral durante y después del encarcelamiento.

Pondrá fin a la violencia contra la mujer. Joe ampliará la histórica Ley de Violencia contra las Mujeres, que escribió y defendió, al extender la red de seguridad para las sobrevivientes y cambiando la cultura que permite la violencia sexual. Apoyará las diversas necesidades de las sobrevivientes de la violencia contra la mujer ampliando las subvenciones para servicios culturalmente específicos, haciendo que los programas federales existentes para las víctimas respondan mejor a las necesidades únicas de las diferentes comunidades, invirtiendo en el bienestar de las adolescentes de color, fortaleciendo la inversión en enfoques alternativos de justicia y combatiendo la epidemia de violencia contra las mujeres transgénero de color.