Es hora de prepararnos para sacar a Trump de la Casa Blanca. Eche un vistazo a las opciones para votar en su estado aquí

El vicepresidente Joe Biden sabe que la comunidad asiático-americana y de las islas del Pacífico (AAPI, por sus siglas en inglés) es un capítulo central de la historia estadounidense. La capacidad de nuestro país de atraer personas trabajadoras de todas las culturas y naciones siempre nos ha fortalecido. Joe ha convertido ideas audaces y progresivas en resultados tangibles para la comunidad AAPI como vicepresidente y senador. Como vicepresidente, Joe estuvo hombro con hombro con el presidente Obama para aprobar la histórica Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que brinda seguro de salud a 20 millones de personas adicionales, incluidos dos millones de asiático-americanos y de las islas del Pacífico en el momento en que el presidente Obama y el vicepresidente Biden dejaron el cargo. La Administración Obama-Biden también restableció la Iniciativa de la Casa Blanca sobre los Asiático-americanos y los isleños del Pacífico para mejorar la vida de los asiático-americanos y de las islas del Pacífico en los Estados Unidos a través de programas federales, coordinación interagencial y divulgación a las partes interesadas de la comunidad AAPI. Y, Joe ayudó a asegurar los votos para finalmente entregar pagos de compensación tan esperados a nuestros veteranos filipino-americanos de la Segunda Guerra Mundial.

Joe sabe que estamos en una batalla por el alma de los Estados Unidos. Nuestro país necesita un liderazgo moral y una fuerza unificadora en la Casa Blanca, en lugar de una división, para luchar contra el odio y la injusticia. Como presidente, Joe continuará su compromiso de por vida para garantizar que todos los miembros de la comunidad de asiático-americanos y de las islas del Pacífico sean tratados con dignidad, sin importar su raza o etnia, y tengan una oportunidad justa de lograr el sueño americano. Biden:

Organizará una respuesta decisiva de salud pública y económica al COVID-19. Necesitamos una respuesta decisiva de salud pública para frenar la propagación del COVID-19 y brindar tratamiento a los necesitados, así como una respuesta económica decisiva que brinde un alivio real a los trabajadores, familias y pequeños negocios propiedad de AAPI, y proteja la economía como un todo. Joe garantizaría el acceso al cuidado de salud aumentando las pruebas; asegurando que las pruebas, el tratamiento y cualquier vacuna eventual para COVID-19 sean gratuitos para todas las personas, independientemente de su situación de seguro o inmigración; recolectando datos raciales, de género y étnicos sobre las pruebas y el tratamiento para que podamos identificar y abordar las disparidades; y abriría un nuevo período de inscripción en Obamacare para que los AAPI que necesitan seguro puedan obtenerlo.

Protegería a los trabajadores AAPI que proveen servicios esenciales al brindarles el equipo de protección que necesitan para reducir su riesgo de infectarse con el virus; implementar y hacer cumplir normas para mantener a todos los trabajadores AAPI seguros en la primera línea y garantizar que sus derechos civiles estén protegidos; y proporcionar una bonificación en los cheques de pago de los trabajadores AAPI esenciales. Joe también reservaría la mitad de todos los fondos nuevos del Programa de Protección de Salarios para los pequeños negocios con 50 empleados o menos, autorizaría préstamos más generosos que permitan a los pequeños negocios necesitados mantener a los trabajadores en la nómina y cubrir los costos fijos, y proporcionar una garantía de que todos los pequeños negocios de AAPI que califican recibirán alivio. Y, produciría un tablero semanal para mostrar qué pequeñas empresas están accediendo a préstamos, para asegurarse de que el programa no excluya a las comunidades, los negocios propiedad de minorías y mujeres, o los negocios más pequeños. El plan de ocho puntos de Joe para una reapertura más fuerte, más segura y más efectiva asegura que protegemos a los estadounidenses, especialmente aquellos en alto riesgo, al tiempo que se restaura la confianza del consumidor y establece las bases para una economía que funcione para todos.

Desde el brote del COVID-19, hemos escuchado informes crecientes de que la comunidad asiática-estadounidense está siendo atacada con odio. Estos actos racistas deben detenerse. Se basan en un impulso que es tan feo como peligrosamente ignorante. No son quienes somos como país. Nadie debe ser el blanco de ataques por su aspecto, de dónde provienen sus antepasados o quiénes son. Joe proporcionará el liderazgo que necesitamos para abordar todos los aspectos de esta pandemia, incluida la serie de incidentes racistas dirigidos a los estadounidenses de origen asiático, con urgencia y seriedad.

Elevaría las voces de la comunidad AAPI y aumentaría la representación de AAPI en el gobierno. La Administración Obama-Biden nombró a más jueces asiáticos y de las islas del Pacífico que todas las administraciones anteriores combinadas y alentó a la contratación de AAPI en puestos de personal sénior. Joe nombrará y nominará funcionarios y jueces federales que se parezcan al resto de los Estados Unidos, incluidos personas AAPI. Tomará como base la Iniciativa de la Administración Obama-Biden sobre los AAPI y la Comisión Asesora del Presidente sobre AAPI para garantizar que las agencias federales estén considerando a la comunidad AAPI en el diseño e implementación de programas federales y que los líderes de la comunidad AAPI tengan una voz en una Administración Biden. También sabe cómo traer a las partes interesadas clave a la mesa para garantizar que las comunidades de los afectados por las políticas sean una parte esencial del proceso de toma de decisiones. Hará lo mismo con la comunidad de nativos de las islas de Hawái y del Pacífico (NHPI, por sus siglas en inglés) al fortalecer el Grupo de Trabajo de la Islas del Pacífico, establecido por la Administración Obama-Biden.

Protegerá y ampliará la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Muchos asiáticos-americanos y de las islas del Pacífico a menudo enfrentan barreras idiomáticas y culturales que reducen su acceso a los servicios de salud. Joe cree que todos los estadounidenses deberían tener acceso a un cuidado de salud asequible y de calidad y defenderá las protecciones médicas para todas las personas. Les dará a los estadounidenses una nueva opción para comprar una opción pública de seguro de salud como Medicare. Se enfrentará al abuso de poder por parte de las corporaciones de medicamentos recetados. Y redoblará los esfuerzos para garantizar el cumplimiento de las leyes de paridad de salud mental y expandirá los fondos de los servicios de salud mental. Joe también duplicará la inversión federal en centros de salud comunitarios, ampliando el acceso al cuidado de salud de alta calidad para las poblaciones de AAPI que más lo necesitan. Mejorará la atención a los pacientes asiático-americanos y de las islas del Pacífico con condiciones crónicas mediante la coordinación entre todos los médicos de un paciente y al abordar los determinantes sociales de la salud. Y, Joe ampliará el acceso al cuidado de la salud reproductiva, incluyendo los anticonceptivos y la protección del derecho constitucional a elegir.

Invertirá en nuestros estudiantes y educadores. Demasiados padres en la comunidad AAPI no tienen acceso a los recursos y el apoyo que necesitan para garantizar que sus hijos tengan éxito. Joe invertirá en todos los niños desde el nacimiento hasta el grado 12, de modo que, independientemente de su código postal, los ingresos, la raza o la discapacidad de los padres, estén preparados para tener éxito en la economía del mañana. Como presidente, Joe proporcionará pre kínder universal de alta calidad para todos los niños de tres y cuatro años. Triplicará los fondos del Título I, que se destinan a escuelas que atienden a un gran número de niños de familias de bajos ingresos. Estos nuevos fondos se utilizarán primero para garantizar que los maestros de las escuelas del Título I reciban un pago competitivo, los niños de tres y cuatro años tengan acceso a la educación preescolar y los distritos brinden acceso a cursos rigurosos en todas sus escuelas. También construirá las mejores y más innovadoras escuelas del país en comunidades AAPI sin acceso a escuelas de calidad, en otras comunidades de color y comunidades de bajos ingresos; expandir el modelo de escuela de la comunidad, trayendo el apoyo necesario para los estudiantes y padres a nuestras escuelas públicas; duplicar el número de profesionales de salud mental en nuestras escuelas; y proteger a los estudiantes AAPI del acoso escolar. Mejorará la diversidad de los maestros al apoyar enfoques más innovadores para reclutar maestros de color y trabajar con instituciones que sirven a las minorías, incluidas las instituciones que sirven a los asiáticos americanos y a los nativos de las islas del Pacífico (AANAPISI, por sus siglas en inglés), para reclutar y preparar maestros.

Apoyará la educación más allá de la escuela secundaria. Joe hará que los colegios y las universidades públicas sean gratuitos para todos los estudiantes AAPI cuyos ingresos familiares sean inferiores a $125,000. También proporcionará dos años de colegio comunitario u otro programa de capacitación de alta calidad sin deudas para cualquier persona de la comunidad AAPI que trabaje duro y busque aprender y mejorar sus habilidades para mantenerse al día con la naturaleza cambiante del trabajo. También duplicará el valor máximo de las becas Pell, aumentando el número de AAPI de clase media que pueden participar en el programa y aumentando el valor de la beca para las personas que ya son elegibles para Pell. Y reducirá a la mitad los pagos de los préstamos federales para estudiantes universitarios al simplificar y aumentar la generosidad del programa de pago basado en los ingresos actuales. Además, perdonará todas las deudas federales de estudiantes relacionadas con la matrícula de estudiantes universitarios públicos de dos y cuatro años para titulares de deudas que ganen hasta $125,000, que incluirá instituciones privadas que sirven a minorías. Joe también tomará medidas para rectificar las disparidades de financiamiento que enfrentan las instituciones que sirven a las minorías, incluidas las AANAPISI, para que los Estados Unidos puedan beneficiarse de sus fortalezas únicas.

Combatirá el aumento en los crímenes de odio. Desde supermercados hasta lugares de trabajo o simplemente estar en su comunidad, muchos asiático-americanos y de las islas del Pacífico, incluidos los sikh, hindúes y musulmanes estadounidenses, han enfrentado continuamente la discriminación y el odio, lo que se ve exacerbado por la retórica peligrosa de Trump, avivando las llamas del odio. Cuando los derechos y libertades de algunos están amenazados por el odio, nos amenaza a todos. La Administración Obama-Biden agregó “anti-sikh” y ”anti-hindu” a las categorías de informes de crímenes de odio del Departamento de Justicia. La administración también proporcionó recursos y trabajó con líderes locales para combatir el acoso dirigido a la comunidad AAPI. Joe dejará claro que se tolerará el odio. Y, su Departamento de Justicia dará prioridad al enjuiciamiento de los crímenes de odio.

Pondrá fin a nuestra epidemia de violencia armada. Joe se enfrentó a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) en el escenario nacional y ganó, dos veces. Como presidente, derrotará a la NRA nuevamente. Joe adoptará políticas constitucionales de seguridad de armas con sentido común. Protegerá a nuestras familias, escuelas y comunidades, exigiendo cuentas a los fabricantes de armas; sacará las armas de guerra de nuestras calles, incluso prohibiendo la fabricación y venta de armas de asalto y los cargadores de alta capacidad; y mantendrá las armas fuera de las manos peligrosas, incluso exigiendo verificaciones de antecedentes para todas las ventas de armas y cerrando las lagunas en el sistema federal de verificación de antecedentes.

Protegerá a nuestro planeta contra el cambio climático. La crisis climática continúa amenazando a las comunidades AAPI, particularmente a la comunidad NHPI. Ciertas islas pueden volverse inhabitables para el 2030 sin una acción inmediata. Además, dos estados con el mayor porcentaje de AAPI, Hawái y California, siguen siendo vulnerables a los riesgos del cambio climático. Joe ha entendido durante mucho tiempo la enormidad del cambio climático y que tenemos un imperativo moral y económico para abordarlo. El plan de Joe abordará el cambio climático y la contaminación para proteger a nuestras comunidades. Se reincorporará al Acuerdo de París el primer día en el cargo y luego reunirá al resto del mundo para aumentar la apuesta por sus compromisos climáticos. En casa, se asegurará de que las comunidades perjudicadas por el cambio climático y la contaminación sean las primeras en beneficiarse de su revolución de economía limpia. Presionará a los Estados Unidos para lograr una economía de energía limpia 100 por ciento y alcanzar emisiones netas cero antes de 2050. El plan de Joe creará 10 millones de empleos con buenos salarios en los Estados Unidos y exigirá cuentas a los contaminadores. Trabajará para garantizar que todos los miembros de la comunidad AAPI tengan acceso a agua potable, aire limpio y un ambiente libre de contaminantes. Y, cada dólar gastado en la reconstrucción de la infraestructura se utilizará para prevenir, reducir y sobrellevar un clima cambiante.

Asegurará nuestros valores como una nación de inmigrantes. Donald Trump ha emprendido un asalto implacable contra nuestros valores y nuestra historia como una nación de inmigrantes. Esto está mal y se detendrá cuando Joe sea presidente. Joe rescindirá la ”prohibición musulmana” de Trump el primer día en el cargo y revertirá las políticas perjudiciales de asilo que están causando el caos y una crisis humanitaria en nuestra frontera. Joe inmediatamente comenzará a trabajar con el Congreso para aprobar una reforma legislativa de inmigración que modernice nuestro sistema, con la prioridad de mantener a las familias unidas al proporcionar una hoja de ruta a la ciudadanía para casi 11 millones de inmigrantes indocumentados, incluidos los 1.7 millones de Asia.

Apoyará la inmigración basada en la familia y preservará la unificación familiar como un principio central de nuestro sistema de inmigración, que incluye la reducción de la acumulación de visas familiares. Aumentará la cantidad de visas ofrecidas para la inmigración permanente, basada en el trabajo, basada en condiciones macroeconómicas y exenta de cualquier límite de graduados recientes de programas de doctorado en campos de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés). Y apoyará primero la reforma del sistema de visas temporales para los trabajadores especializados y altamente calificados para proteger los salarios, luego ampliará el número de visas ofrecidas y eliminará los límites de visas basadas en el empleo por país. Restaurará y defenderá el proceso de naturalización para las personas que tienen tarjeta verde (residentes permanentes). Además, aumentará la cantidad de refugiados que damos la bienvenida a este país al establecer el objetivo anual de admisión global de refugiados en 125,000 y tratará de aumentarlo con el tiempo de acuerdo con nuestra responsabilidad, nuestros valores y la necesidad mundial sin precedentes. También trabajará con el Congreso para establecer un número mínimo de admisiones de 95,000 refugiados anualmente. Joe eliminará la incertidumbre para los Dreamers al restablecer el programa de DACA y explorará todas las opciones legales para proteger a sus familias de la separación inhumana. Como presidente, Joe terminará las redadas en el lugar de trabajo y protegerá otros lugares sensibles de las acciones de aplicación de la ley de inmigración. Nadie debe tener miedo de buscar servicios médicos o ir a la escuela, a su trabajo o su lugar de culto por temor a una acción de inmigración.

Fomentar el espíritu empresarial y el crecimiento de los pequeños negocios en las comunidades AAPI. Hay casi dos millones de empresas propiedad de AAPI en los Estados Unidos, que impulsan el crecimiento económico y las oportunidades en todo el país. Sin embargo, muchas de estas empresas a menudo luchan con problemas como el acceso a la financiación y las barreras del idioma que complican el desarrollo de los pequeños negocios para las comunidades de AAPI. En 2010, la Administración Obama-Biden creó la Iniciativa Estatal de Crédito para Pequeños Negocios (SSBCI, por sus siglas en inglés) para apoyar a las pequeños negocios. El programa transfiere fondos a iniciativas estatales de préstamos a los pequeños negocios, generando $10 mil millones en nuevos préstamos por cada $1,000 millones en fondos de SSBCI. Joe extenderá el programa hasta 2025 y duplicará su financiamiento federal a $3 mil millones, impulsando cerca de $30 mil millones de inversiones del sector privado a las pequeños negocios, especialmente los que son propiedad de mujeres y personas de color. Joe también aumentará los fondos para el presupuesto de la Agencia de Desarrollo de Negocios Minoritarios. Y establecerá un programa competitivo de subvenciones para proveer $5 mil millones en fondos a los estados para nuevos negocios que es están estableciendo fuera de nuestras ciudades más grandes.

Eliminará las barreras del idioma para las comunidades AAPI. Las barreras del lenguaje a los servicios y recursos vitales pueden evitar que los asiáticos americanos y de las islas del Pacífico con dominio limitado del inglés puedan alcanzar su máximo potencial y lograr el sueño americano. Joe ampliará el trabajo de la Administración Obama-Biden, que aseguró que los miembros de la comunidad AAPI que tenían un dominio limitado del inglés tuvieran acceso al cuidado de salud y otros servicios gubernamentales. Por ejemplo, la administración produjo videos para divulgación en chino, coreano, vietnamita, birmano, hmong, jemer y lao para garantizar que los miembros de esas comunidades pudieran aprovechar los beneficios y la cobertura de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Joe ordenará a sus agencias que identifiquen formas de aumentar el acceso a los programas federales para los individuos y familias de AAPI, incluidos aquellos con dominio limitado del inglés. También creará centros de recursos en el vecindario o centros de bienvenida para ayudar a todos los residentes a encontrar trabajo; servicios de acceso y oportunidades de aprendizaje del idioma inglés; y navegar por el sistema escolar, el sistema de servicios de salud y otras facetas importantes de la vida diaria. Y se asegurará de que todas las escuelas públicas tengan suficiente apoyo para el aprendizaje del idioma inglés para ayudar a todos los niños a alcanzar su potencial.

Fortalecerá el Derecho al Voto. Para aproximadamente el 33 por ciento de los asiático-americanos y isleños del Pacífico que tienen un dominio limitado del inglés, la dificultad de navegar a través del proceso de votación sigue siendo un obstáculo crítico para disfrutar plenamente de los valores de nuestra democracia. Esta barrera, junto con los recortes drásticos a la Ley de Derechos Electorales, disminuye significativamente la participación de las comunidades de color, incluida la comunidad AAPI, en el proceso democrático. Joe fortalecerá nuestra democracia garantizando que el voto de cada estadounidense esté protegido. Comenzará restaurando la Ley de Derechos Electorales y luego asegurará que el Departamento de Justicia impugne las leyes estatales que suprimen el derecho al voto. Apoyará el registro automático de votantes, el registro de votantes el mismo día y otros pasos para facilitar el ejercicio del derecho a votar. Apoyará el fin de la manipulación de distritos electorales y protegerá nuestras casillas de votación y las listas de votantes de las potencias extranjeras que buscan socavar nuestra democracia e interferir en nuestras elecciones.

Desagregará los datos para lograr una representación equitativa. La agregación de datos en la comunidad AAPI perjudica la diversidad y las necesidades de los AAPI. La Administración Obama-Biden publicó las prácticas recomendadas para la desagregación de datos federales sobre AAPI. Joe tomará como base este trabajo y se asegurará de que su administración reconozca y atienda la gran cantidad de desafíos que enfrentan las diversas comunidades de AAPI.

Invertirá en nuestras comunidades AAPI a través de la vivienda. Como presidente, Joe invertirá $640 mil millones durante 10 años para que todos en la comunidad de AAPI tengan acceso a una vivienda que sea asequible, estable, segura y saludable, accesible, eficiente energéticamente y resiliente, y ubicada cerca de buenas escuelas y con un viaje razonable a su trabajo. Ayudará a las familias AAPI a comprar sus primeras casas y generar riqueza creando un nuevo crédito contributivo reembolsable y anticipado de hasta $15,000 y creará un nuevo crédito contributivo para inquilinos para ayudar a más familias de bajos ingresos. Joe creará una nueva agencia pública de informes de crédito dentro de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor para proporcionar a los consumidores una opción gubernamental que busque minimizar las disparidades raciales, por ejemplo, asegurando que los algoritmos utilizados para la calificación crediticia no tengan un impacto discriminatorio y acepten fuentes de datos no tradicionales como el historial de alquiler y las facturas de servicios públicos para establecer el crédito. Terminará con las “líneas rojas” y otras prácticas discriminatorias e injustas en el mercado de la vivienda, incluso promulgando legislación para una nueva Carta de Derechos de Propietarios e Inquilinos, protegiendo a los inquilinos del desalojo, fortaleciendo y expandiendo la Ley de Reinversión Comunitaria para garantizar que los bancos y Las instituciones no bancarias de servicios financieros presten servicios a las comunidades AAPI e implementen la Regla de Promoción Afirmativa de Equidad en la Vivienda de la Administración Obama-Biden. También establecerá un Fondo de Vivienda Asequible de $100 mil millones para construir y actualizar viviendas asequibles e invertir en el desarrollo de la comunidad al expandir los fondos flexibles para las Subvenciones en Bloque para el Desarrollo Comunitario en $10 mil millones durante diez años.