Es hora de prepararnos para sacar a Trump de la Casa Blanca. Eche un vistazo a las opciones para votar en su estado aquí

Joe Biden cree que debemos:

  1. Establecer un fondo verdadero para los pequeños negocios: los demócratas en el Congreso aseguraron una reserva de 60 mil millones de dólares en fondos para los prestamistas más pequeños e instituciones financieras comunitarias, que con frecuencia están mejor posicionadas para poner los recursos en manos de pequeños negocios en comunidades vulnerables y que merecen esta ayuda. Joe Biden está pidiendo a la Administración Trump que vaya aún más lejos al implementar el PPP. La Administración Trump debería reservar la mitad de todos los nuevos fondos del PPP para ayudar a los pequeños negocios con 50 empleados o menos, en vez de que las empresas más grandes obtengan los fondos primero.. Debemos asegurarnos de servir a los negocios familiares: salones de belleza, barberías, cafeterías, talleres de hojalatería locales. El 3 de abril, Joe Biden le pidió a la administración que “creará un tablero semanal para mostrar cuales son los pequeños negocios que están accediendo a los préstamos, para asegurar que el programa no excluya a las comunidades, a los negocios propiedad de minorías y mujeres, o los negocios más pequeños.” Ellos no lo han hecho. Es inaceptable tener un programa para los pequeños negocios que excluya a los propietarios de negocios minoritarios, o que los negocios con menos de 20 empleados reciban sólo alrededor del 20% del dinero, a pesar de que representan aproximadamente un tercio de la nómina. Las pequeñas organizaciones sin fines de lucro, incluidas iglesias, mezquitas y sinagogas, también deberían ser elegibles para este fondo. La Administración Trump puede hacer esto si lo convierte en una prioridad. El país estará observando.

 

  1. Parar enriquecimiento injusto: evitar que los propietarios de los negocios acaudalados utilicen cualquier programa para enriquecerse injustamente: nuestros programas de emergencia deben estar diseñados para mantener los ingresos de los propietarios de pequeños negocios y sus trabajadores durante la crisis, no para que los propietarios de negocios acaudalados estén mejor de lo que estarían sin la crisis. Desafortunadamente, existe un riesgo muy real de que los dueños de negocios bien pagados, que no han sufrido pérdidas de ingresos significativas, intenten que se les perdonen los préstamos que son por una cantidad mayor que las pérdidas que han sufrido. Esto es simplemente incorrecto. Joe Biden aceleraría los préstamos con menos papeleo innecesario a los negocios más afectados y nunca castigaría a las empresas o bancos por errores de buena fe. Pero Biden también dejaría claro que ningún propietario de un negocio debería recibir más de los ingresos que ha perdido, y que debería haber un mayor escrutinio de ciertos tipos de pequeños negocios (consultoría, contabilidad, asesoramiento legal o de impuestos, fondos de cobertura) y dónde los propietarios y ejecutivos ganan más de $500,000. Joe Biden está haciendo un llamado a la Administración Trump para que adopte este enfoque al implementar la próxima ronda de fondos.
  2. Asegurar que los términos del programa realmente ayuden a los pequeños negocios. Joe Biden también apoyaría más cambios en las reglas del PPP que garantizarían que los pequeños negocios, que merecen la ayuda, reciban toda la que necesitan durante el tiempo necesario, incluyendo:
  • Proveer una garantía de que todos los pequeños negocios calificados recibirán asistencia, en lugar de limitar el fondo de una manera que obligue a los pequeños negocios a competir entre sí.
  • Autorizar préstamos más generosos que permitan a los pequeños negocios que tienen dificultades económicas mantener a los trabajadores en nómina y cubrir los costos fijos durante la crisis. No sirve de nada pagar la nómina si un pequeño negocio no puede pagar su factura de electricidad.
  • Extender la limitación de ocho semanas para que la condonación de la nómina continúe mientras dure la crisis (a principios de abril, Biden pidió a la administración que “volviera a trabajar inmediatamente con el Congreso para permitir préstamos para pequeños negocios que pudieran mantener a las personas en la nómina por mucho más tiempo que ocho semanas”), y debe haber flexibilidad para permitir que los negocios decidan cuándo comienza el período cubierto.
  • Establecer mecanismos de auditoría retrospectiva para controlar el abuso, a base de ​​una revisión de los ingresos comerciales netos.