Ideas Audaces

No solo vamos a reconstruir lo que ha funcionado en el pasado. Esta es nuestra oportunidad de reconstruir mejor que nunca.  

Estados Unidos es una idea.

A white woman and an african american woman watch someone speak at a rally. The white woman is resting her head on the other's shoulder.

Estados Unidos es una idea. Una idea que se remonta a nuestro principio fundador de que todos somos creados iguales. Es una idea que es más fuerte que cualquier ejército, más grande que cualquier océano, más poderosa que cualquier dictador. Da esperanza a las personas más desesperadas de la Tierra. Inculca en cada persona en este país la creencia de que no importa dónde empiecen en la vida, no hay nada que no puedan lograr si trabajan en ello.

Estamos en una batalla por el alma de nuestro país. Es hora de recordar quiénes somos. Somos estadounidenses: fuertes, resistentes, pero siempre llenos de esperanza. Es hora de tratarnos con dignidad, de construir una clase media que funcione para todos, de luchar contra los increíbles abusos de poder que estamos viendo. Es el momento de unir fuerzas y de recordar que nuestros mejores días aún están por venir.

Es hora de un liderazgo respetado en el escenario mundial y un liderazgo digno internamente. Es tiempo de igualdad de oportunidades, de igualdad de derechos y de igualdad de justicia. Es hora de una economía que recompense a quienes realmente hacen el trabajo. Es hora de que un presidente nos defienda a todos.

Tenemos que reconstruir la columna vertebral del país: la clase media.

Joe Biden standing outdoors in a white button down shirt with a blue and white striped tie is speaking to a group of diverse workers that are standing around him.

La clase media no es un número, es un conjunto de valores: poseer su casa, enviar a tus hijos a la universidad, poder ahorrar y salir adelante. En todo el país, demasiadas familias se quedan atrás. El próximo presidente debe entender lo que no hace el actual: en Estados Unidos, no importa dónde empieces en la vida, no debería haber ningún límite a lo que puedes lograr.

Necesitamos reconstruir la clase media y esta vez asegurarnos de que todos, independientemente de su raza, género, religión, orientación sexual o discapacidad, tengan una oportunidad justa.

Tenemos que demostrar liderazgo respetado en el escenario mundial.

Joe habla ante una audiencia internacional.

El mundo enfrenta desafíos ineludibles: un clima rápidamente cambiante, el riesgo de conflictos nucleares, guerras comerciales, una China en ascenso y una Rusia agresiva, millones de refugiados buscando asilo y seguridad, y ataques a los derechos humanos universales y las libertades fundamentales. El próximo presidente debe reparar nuestras relaciones con nuestros aliados y enfrentar a los hombres fuertes y rufianes en el escenario mundial para alentar al mundo a enfrentar estos desafíos. Podemos reclamar nuestra posición de toda la vida como líderes morales y económicos del mundo.

Tenemos que asegurarnos de que nuestra democracia incluya a todos.

La gente ve a Joe hablar.

Nuestra política está rota y excluye a demasiados estadounidenses. Hasta que reparemos las financiaciones de campaña, los derechos de votación y la creación fraudulenta de escaños políticos, seguirá siendo más polarizada, más fea y más mezquina.