NUEVO

Joe Biden acerca de la Batalla por el Alma de Nuestra Nación >>

Educación

EL PLAN BIDEN PARA EDUCADORES, ESTUDIANTES Y NUESTRO FUTURO

Hoy, en un foro con maestros en Houston, Texas, el vicepresidente Biden presentará un plan que 1) brinda a los educadores el apoyo y respeto que necesitan y merecen, y 2) invierte en todos los niños desde su nacimiento, de manera que independientemente de su código postal, los ingresos de sus padres, raza o discapacidad, estén preparados para triunfar en la economía del mañana.

Como presidente, Biden:

  • Apoyará a nuestros educadores dándoles el salario y la dignidad que merecen.
  • Invertirá en recursos escolares para que los estudiantes se conviertan en adultos sanos física y emocionalmente, y los educadores puedan concentrarse en la enseñanza.
  • Se asegurará de que el futuro de ningún niño esté determinado por su código postal, el ingreso de sus padres, su raza o discapacidad.
  • Proporcionará a cada estudiante de secundaria y preparatoria un camino hacia una carrera exitosa.
  • Empezará a invertir en nuestros hijos al nacer.

PROPORCIONANDO A LOS EDUCADORES EL APOYO Y RESPETO

QUE NECESITAN Y MERECEN

Los educadores merecen un aliado en la Casa Blanca. Con el presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden, obtendrán dos. La Dra. Biden ha trabajado como educadora por más de 30 años. Ella y Joe entienden que para los educadores, su profesión no es solo lo que hacen; es quienes son.

Los educadores – maestros, ayudantes de maestros y todos los que apoyan a nuestros niños en las escuelsa, desde los conductores de autobuses hasta las secretarias y enfermeras escolares, responden un llamado al servicio. Ayudan a nuestros niños a aprender y convertirse en adultos exitosos. Para tantos jóvenes, saber que tienen un maestro y una comunidad escolar que cree y lucha por ellos puede hacer la diferencia.

Pero mientras educar es gratificante, también es un desafío. Muchos educadores en todo el país están experimentando salarios estancados, beneficios reducidos, un aumento en el tamaño de las clases y menos recursos para sus estudiantes. Demasiados maestros tienen que trabajar un segundo empleo para poder llegar a fin de mes con los gastos de sus familias. Y, con demasiada frecuencia, los maestros y el personal de la escuela tienen que asumir responsabilidades adicionales que van más allá del aula. Los educadores terminan gastando su propio dinero en útiles escolares, asesorando y capacitando a nuevos maestros, tratando de integrarse como trabajadores sociales y mucho más. Los maestros deben recibir apoyo con recursos y no deben tener que asumir todas estas responsabilidades por su cuenta.

Durante el último año, hemos sido testigos de educadores en todo el país, en estados desde West Virginia hasta Arizona y Kentucky, que han organizado protestas heróicas y otras acciones para defender no solo sus propios salarios y beneficios, sino también los recursos que necesitan para servir a sus alumnos. Los educadores no deberían tener que luchar tan arduamente por los recursos y el respeto.

El presidente Biden apoyará a nuestros educadores dándoles el pago y la dignidad que merecen.

  • Se asegurará de que los maestros reciban un salario y beneficios competitivos. En el 2018, los maestros de escuelas públicas ganaron 21.4 por ciento menos que los trabajadores con educación y experiencia similares. Y el salario semanal promedio de los maestros de las escuelas públicas no ha aumentado desde el 1996. Los maestros y el personal de la escuela realizan algunos de los trabajos más importantes y difíciles, pero a menudo no son recompensados. Como presidente, Biden corregirá este error. Biden triplicará los fondos para el Título I, el programa federal que financia las escuelas con un alto porcentaje de estudiantes de familias de bajos ingresos, y requerirá que los distritos utilicen estos fondos para ofrecer a los educadores salarios competitivos y hacer otras inversiones críticas antes de dirigir los fondos a otros propósitos . El aumentar drásticamente los fondos del Título I para que los maestros puedan obtener un aumento de sueldo permitirá que los distritos escolares y educadores decidan cuál es la mayor necesidad para sus comunidades en lugar de utilizar un solo enfoque para todos. Y esto asegurará que los estados que han estado tratando a sus maestros de manera justa, pero que aún tienen necesidades no satisfechas para las escuelas de Título I, también puedan beneficiarse de estos fondos.
  • Invertirá en la mentoría, liderazgo y educación adicional para maestros. Necesitamos más oportunidades para que los maestros altamente efectivos permanezcan en el aula y avancen en sus carreras. La Administración de Biden ayudará a los distritos escolares a crear oportunidades para que los maestros dirijan más allá del aula. Los maestros podrán servir como mentores y entrenadores para otros maestros y como líderes de comunidades de aprendizaje profesional, y serán compensados ​​por el trabajo adicional que asuman. Estos fondos también se utilizarán para ayudar a los maestros que eligen obtener una certificación adicional en un área de alta demanda, como educación especial o educación bilingüe, mientras todavía están enseñando , y hacerlo sin acumular deudas.
  • Ayudará a los maestros y otros educadores a pagar sus préstamos estudiantiles. Los maestros no deberían tener que preocuparse de cómo van a hacer los pagos de sus préstamos estudiantiles mientras están ocupados educando a la próxima generación. Biden se encargará de que el Programa de Perdón de Préstamos de Servicio Público existente sea fijo, simplificado y en realidad ayude a los maestros.

El presidente Biden invertirá en recursos para nuestras escuelas para que los estudiantes se conviertan en adultos física y emocionalmente sanos, y los educadores puedan concentrarse en la enseñanza.

  • Duplicará la cantidad de psicólogos, consejeros, enfermeras, trabajadores sociales y otros profesionales de la salud en nuestras escuelas para que nuestros niños reciban la atención de salud mental que necesitan. Uno de cada cinco niños en los Estados Unidos experimenta problemas de salud mental. Sin embargo, muchos de nuestros niños no reciben la atención de salud mental que necesitan de un profesional capacitado. Necesitamos profesionales de salud mental en nuestras escuelas para ayudar a brindar atención de calidad, pero no tenemos lo suficiente. La proporción actual de psicólogos escolares y estudiantes en este país es de aproximadamente 1,400 a 1, mientras que los expertos dicen que debería ser de 700 a 1 como máximo. Eso es una brecha de unos 35,000 a 60,000 psicólogos escolares. Los maestros con demasiada frecuencia terminan teniendo que llenar el vacío, quitándoles tiempo para centrarse en la enseñanza. El presidente Biden realizará una inversión sin precedentes en profesionales de salud mental en las escuelas para duplicar el número de psicólogos, consejeros, enfermeras, trabajadores sociales y otros profesionales de la salud empleados en nuestras escuelas, y asociarse con universidades para ampliar el flujo de estos profesionales.
  • Llevará el apoyo necesario para los estudiantes y los padres a nuestras escuelas públicas. Cuando los padres trabajan arduamente para cubrir sus gastos, puede ser difícil, sino imposible, el navegar por diversas necesidades familiares como la atención después de la escuela, los servicios sociales y de salud, y los cursos de educación para adultos. Cuando los estudiantes están habitualmente enfermos porque no tienen acceso a atención preventiva, o no pueden ver la pizarra en la parte delantera de la sala porque no han acudido al oftalmólogo, el aprendizaje se vuelve exponencialmente más difícil. Pero en muchos vecindarios, educadores, padres y miembros de la comunidad han encontrado una solución: las escuelas comunitarias. Las escuelas comunitarias trabajan con familias, estudiantes, maestros y organizaciones comunitarias para identificar las necesidades no satisfechas de las familias y luego desarrollan un plan para aprovechar los recursos de la comunidad para abordar estas necesidades en el edificio escolar, así convirtiendo a las escuelas en centros comunitarios. Biden ampliará este modelo, brindando este apoyo integral a otros 300,000 estudiantes y sus familias.
  • Se asegurará de que los maestros y los estudiantes puedan trabajar y aprender en entornos seguros y saludables. Las instalaciones de las escuelas públicas recibieron una calificación de D + por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles. De hecho, cada año, el gobierno de los EEUU designa una cantidad de fondos a la infraestructura escolar con más de $ 46 mil millones de déficit, lo que resulta en miles de escuelas obsoletas, inseguras, no aptas y, en algunos casos, enferman a niños y educadores. El presidente Biden incluirá en la legislación federal de infraestructura fondos específicamente para mejorar los edificios de las escuelas públicas. En primer lugar, estos fondos se utilizarán para abordar los riesgos para la salud. Se utilizarán fondos adicionales para construir escuelas de vanguardia, energéticamente eficientes e innovadoras con tecnología y laboratorios para preparar a nuestros estudiantes para los trabajos del futuro.
  • Derrotará la Asociación Nacional del Rifle una vez más, para que nuestras escuelas sean más seguras. Los padres no deberían tener que preocuparse por si sus hijos volverán a casa después de la escuela, y los estudiantes no deberían tener que sacrificarse por sus amigos días antes de la graduación. No podemos permitir que la violencia con armas de fuego se convierta en una parte aceptable de la vida estadounidense. Biden sabe que armar maestros no es la respuesta, sino que necesitamos leyes de armas racionales. Como presidente, asegurará la aprobación de la legislación sobre armas de fuego para que nuestros estudiantes estén más seguros, y sabe que puede hacerlo porque ya ha derrotado a la Asociación Nacional del Rifle dos veces. Comenzará a avanzar una vez más la legislación para prohibir las armas de asalto y las revistas de gran capacidad, prohibiciones de su autoría en 1994. En los próximos meses, lanzará propuestas adicionales para abordar la epidemia de violencia con armas de fuego en nuestro país.

INVERTIR EN TODOS LOS NIÑOS DESDE EL NACIMIENTO, PARA QUE NO OBSTANTE SU CÓDIGO POSTAL, LOS INGRESOS DE SUS PADRES, SU RAZA O DISCAPACIDAD, ESTARÁN PREPARADOS PARA EL ÉXITO EN LA ECONOMÍA DEL MAÑANA

Como dice la Dra. Biden, cualquier país que nos supere en la educación, nos superará como competidor mundial. Para mantener nuestra competitividad, nuestro sistema actual de educación de kindergarten a 12º grado es esencial pero, ya no es suficiente. Aproximadamente 6 de cada 10 empleos en los Estados Unidos requieren educación más allá de un diploma de escuela secundaria. Y demasiados padres no tienen acceso a los recursos y el apoyo que necesitan para apoyar y asegurar que sus hijos se desarrollen de manera saludable. Como resultado, existe una brecha de logros en este país aún antes de que nuestros hijos ingresen al jardín infantil.

Como presidente, Biden construirá un sistema educativo que comenzará a invertir en nuestros hijos al nacer y ayudará a cada estudiante a obtener algo más que un diploma de escuela secundaria, ya sea una certificación, un título de asociado o un título universitario. El racismo sistémico es persistente en nuestras instituciones hoy en día, incluso en nuestras escuelas, y debe abordarse. El presidente Biden se asegurará de que la oportunidad educativa de ningún niño sea determinada por su código postal, el ingreso de sus padres, su raza o discapacidad.

El presidente Biden se asegurará de que el futuro de ningún niño sea determinado por su código postal, el ingreso de sus padres, su raza o discapacidad.

  • Invertir en nuestras escuelas para eliminar la brecha de financiamiento entre los distritos blancos y no blancos, y los distritos ricos y pobres. Hoy en dia, existe una brecha de financiamiento anual estimada en $ 23 mil millones entre los distritos escolares blancos y no blancos, y las brechas persisten también entre los distritos de ingresos altos y bajos. Biden trabajará para cerrar esta brecha casi triplicando los fondos del Título I, que se destina a las escuelas que educan a un gran número de niños de familias de bajos ingresos. Este nuevo financiamiento se utilizará primero para garantizar que los maestros de las escuelas de Título I reciban un pago competitivo, los niños de tres y cuatro años tengan acceso programas preescolares, y los distritos brinden acceso a cursos rigurosos en todas sus escuelas, no solo unos pocos. Una vez que se cumplan estas condiciones, los distritos tendrán la flexibilidad de usar estos fondos para cumplir con otras prioridades locales. Los estados que no cuenten con un sistema financiero suficiente y equitativo deberán igualar una parte de los fondos federales.
  • Mejorar la diversidad entre docentes. Las estadísticas demuestran el impacto sustancial y único que los maestros de color tienen en los estudiantes de color. Por ejemplo, para los estudiantes negros, tener un solo maestro negro en la escuela primaria reduce la probabilidad de abandonar la escuela. Biden apoyará enfoques más innovadores para reclutar maestros de color, incluyendo el apoyo a estudiantes de secundaria para que tengan acceso a clases de doble matrícula que les ofrezcan una ventaja en los programas de preparación de maestros, ayuden a los paraprofesionales a trabajar para obtener su certificado de enseñanza y trabajen con colegios y universidades históricamente negros, así como otras instituciones que sirven a las minorías para reclutar y preparar maestros.
  • Construirá las escuelas mejores y más innovadoras escuelas del país en comunidades de bajos ingresos y comunidades de color. Preparar a nuestros estudiantes para la fuerza laboral implica cada vez más, no solo programas académicos rigurosos, sino también enseñanza en la resolución de problemas, colaboración y habilidades técnicas. Biden creará un nuevo programa competitivo que desafiará a las comunidades locales a reinventar la escuela secundaria para satisfacer estas demandas cambiantes del trabajo. Esta financiación se dirigirá primero hacia la construcción de las mejores escuelas del país en comunidades de bajos ingresos y de color.
  • Restablecerá las acciones de la Administración Obama-Biden para diversificar nuestras escuelas. Como Presidente, Biden restablecerá la orientación del Departamento de Educación que apoyó la búsqueda legal de estrategias para desegregar las escuelas y reconocer las instituciones de educación superior con interés de crear cuerpos estudiantiles diversos. Y, proporcionará subvenciones a los distritos escolares para crear planes e implementar estrategias para diversificar sus escuelas.
  • Se asegurará de que los niños con discapacidades tengan el apoyo que necesitan para tener éxito. El Acta de Educación para Individuos con Discapacidades, promulgada en el 1990, prometió proporcionar el 40% del costo adicional de educación especial requerido por el proyecto de ley. Actualmente, el gobierno federal solo cubre aproximadamente el 14% de este costo, y no cumple con nuestro compromiso. La Administración de Biden financiará completamente esta obligación dentro de diez años. Debemos asegurarnos de que los niños con discapacidades reciban la educación y la capacitación que necesitan para tener éxito.

El presidente Biden proporcionará a cada estudiante de secundaria y preparatoria un camino hacia una carrera exitosa.

  • Se asegurará de que las escuelas intermedias y secundarias preparen a los estudiantes para buenos trabajos. Los estudiantes que participan en carreras profesionales y educación técnica de alta calidad tienen más probabilidades de graduarse, obtener credenciales de la industria, inscribirse en la universidad y tener tasas más altas de empleo y mayores ingresos. Al igual que las artes y la música, la formación profesional a menudo puede involucrar a los estudiantes y fomentar el orgullo por la creatividad y la formación, así como enseñar habilidades empresariales. Sin embargo, las escuelas secundarias estadounidenses han renunciado en gran medida a las “clases de taller”. La Administración Biden invertirá en capacitación vocacional escolar y asociaciones entre escuelas secundarias, colegios comunitarios y empleadores. Estas asociaciones crearán programas que les permitan a los estudiantes obtener un credencial de la industria al graduarse de la escuela secundaria – un credencial que los prepare para una carrera bien remunerada. La educación profesional y técnica también se puede usar para aumentar el acceso a los cursos de secundaria y preparatoria en computación para que los estudiantes aprendan el pensamiento computacional y estén preparados para liderar en campos como la realidad virtual y la inteligencia artificial.
  • Creará más oportunidades para que los estudiantes de secundaria tomen clases prácticas que llevan a credenciales. Biden invertirá y permitirá que las becas Pell se utilicen para programas de doble inscripción, de modo que los estudiantes de secundaria puedan tomar clases en un colegio comunitario y obtener créditos universitarios o un credencial antes de graduarse de la secundaria.

El presidente Biden comenzará a invertir en nuestros hijos al nacer.

  • Proporcionará pre-kindergarten universal de alta calidad para todos los niños de tres y cuatro años. Para las familias con niños pequeños, encontrar una educación preescolar de alta calidad es una carga financiera, logística y emocional, con consecuencias potencialmente de por vida para sus hijos. Como presidente, Biden trabajará con los estados para ofrecer pre-K para todos los niños de tres y cuatro años. Esta inversión aliviará la carga de nuestras familias, ayudará a cerrar la brecha de logros, promoverá la participación laboral de los padres que desean trabajar y sacará de la pobreza a nuestra fuerza laboral crítica de educación infantil.
  • Brindará apoyo para el desarrollo de los niños en el lugar donde las familias más probablemente lo accedan – la oficina del pediatra. Para muchas familias con niños pequeños, la oficina del pediatra es el único lugar donde interactúan con proveedores de servicios antes de que su hijo ingrese a la escuela. El presidente Biden proporcionará fondos para garantizar que haya un experto en desarrollo infantil en cada centro de salud comunitario. También otorgará subvenciones para ayudar a las ciudades a colocar expertos en desarrollo infantil en otros consultorios de pediatras con un alto porcentaje de pacientes con Medicaid y con el Programa de seguro médico para niños. Estos expertos, como parte del equipo de atención primaria, ayudarán a identificar si los niños están alcanzando los hitos del desarrollo, ayudarán a conectar a las familias con servicios adicionales como visitas domiciliarias cuando sea necesario, y responderán las preguntas de los padres sobre el desarrollo infantil para que todos los niños en los EEUU estén en el camino para triunfar una vez que comiencen el jardín infantil.
  • Expandir las visitas domiciliarias. A través de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, el presidente Obama y el vicepresidente Biden financiaron programas de visitas domiciliarias voluntarias, a través de las cuales especialistas en salud y desarrollo infantil realizan visitas constantes y programadas para ayudar a los padres en la etapa crítica de la crianza de los hijos. Las familias pueden recibir asesoría sobre salud preventiva y prácticas prenatales, aprender cómo cuidar a sus bebés y sobre conductas importantes en el desarrollo infantil, recibir apoyo para la lactancia materna, conectarse con empleos y cuidado infantil, y recibir apoyo general para navegar situaciones a menudo estresantes para los padres. Se ha comprobado que las visitas domiciliarias mejoran la preparación para la escuela, la salud materna e infantil y reducen el maltrato infantil. Por lo tanto, el presidente Biden duplicará los fondos para las visitas domiciliarias para que más familias se beneficien de este programa cada año.