El Mes de la Herencia Hispana rinde homenaje a lo mejor de nuestra democracia: nuestra diversidad, nuestras tradiciones que son moldeadas y fortalecidas por personas de todas partes del mundo a través de una rica cultura hispana que anima nuestra historia e ilumina el camino hacia nuestro futuro. Durante este mes, recordamos y celebramos que la herencia hispana es la herencia estadounidense. Nuestras historias se sobreponen, se refuerzan y unidas se vuelven cada vez más vibrantes.

El exitoso futuro de nuestro país, depende de que los hispanoamericanos tengan las oportunidades y las herramientas que necesitan para triunfar y durante el Mes de la Herencia Hispana, honramos las increíbles contribuciones de los latinos a nuestro país y a nuestro propósito compartido. Los científicos que trabajan en laboratorios de todo el país por una vacuna para combatir el virus, los médicos y trabajadores de la salud trabajan largas horas para salvar vidas. Los Dreamers que luchan por la justicia y los trabajadores esenciales que mantienen a nuestra nación funcionando durante esta pandemia. Los diplomáticos que representan con orgullo a los Estados Unidos de América y nuestros valores, en países de todo el mundo, los militares y familias que aman tanto a este país que están dispuestos a sacrificarlo todo por él. Los ingenieros que están trabajando para desarrollar nuevas tecnologías que nos ayudarán a dar un salto adelante para comprender nuestro futuro con energía limpia y los sindicatos de hábiles artesanos que nos ayudarán a construirlo. Y los ciudadanos que preparan un plan sobre cómo votar y así sumar sus voces al coro vital de nuestra democracia.

Este mes, también es un momento para reafirmar la fuerza que extraemos como nación de nuestras raíces inmigrantes y de nuestros valores como nación de inmigrantes. La razón por la que somos la nación que somos es por la inmigración. Es la fuente de la constante renovación de Estados Unidos y la razón por la que nosotros mismos hemos podido rehacernos generación tras generación. No importa de dónde venga su familia, estamos aquí porque todos compartimos los mismos ideales. Estamos hechos por el mismo interés y determinación para escribir un futuro de oportunidades para nosotros y nuestras familias. Esta es la historia de Estados Unidos – es lo que somos. Es lo que siempre hemos sido. Y vale la pena celebrarlo.